Cangas del Narcea, Jarceley

La iglesia parroquial de Santa María de Jarceley aparece citada en una donación de Fruela a la iglesia de San Salvador de Oviedo, con fecha 24 de octubre del año 912.
Su primera construcción se remonta al siglo XII y aún se conserva el arco de triunfo sujeto por capiteles románicos. Las capillas, del siglo XVII, pertenecen a las familias de Sierra y Pambley.

Jarceley, Cangas del Narcea, Calvario, iglesia
Cangas del Narcea. Jarceley. Iglesia parroquial de Santa María Foto de 1990

El retablo mayor se organiza a base de cuerpo único de tres hornacinas y ático. La columna es entorchada y la ligazón entre el ático y el piso bajo se hace por medio de aletones ganchudos.

Jarceley, Cangas del Narcea, Calvario, iglesia
Retablo de la iglesia de Santa María de Jarceley. Foto de 1999

Lo más destacable es la representación de Cristo en la puerta del Sagrario sentado sobre sepulcro, que porta en sus manos instrumentos de la pasión. La imaginería, (salvando la Virgen atribuida a Antonio Borja) incluyendo el Calvario del ático, depende en tratamiento de la de Agrela, aunque en este caso, mucho menos conseguida. El hecho es que siguiendo el estilo que él impuso, se llena la zona de retablos e imágenes por lo menos hasta la llegada de las nuevas modas recogidas en el taller de Corias.

Jarceley, Cangas del Narcea, Calvario, iglesia
Calvario del ático del retablo mayor. Foto de 1999

En el cuerpo de la nave central, lado izquierdo, se encuentra un retablo del siglo XVIII que alberga un Cristo gótico del siglo XIV, representado en el preciso instante en que acaba de exhalar su último aliento; su boca produce una sobrecogedora impresión; los pómulos apuntados, las mejillas rehundidas y los cabellos de la barba, que apelmazados aparecen adheridos a la piel como consecuencia de la transpiración y la efusión de la sangre durante su prolongada agonía. Esta angustiosa versión se exalta al contemplar su anatomía desencajada por los tormentos y las espasmódicas convulsiones inherentes a la crucifixión.

Jarceley, Cangas del Narcea, Calvario, iglesia
Calvario gótico del siglo XIV. Foto de 1999
Jarceley, Cangas del Narcea, Calvario, iglesia
Calvario gótico del siglo XIV. Foto de 1999

Los dedos contraídos en torno a los clavos que atraviesan las palmas de las manos, así como el hundimiento del vientre que, al reducir el contorno abdominal descuelga el paño de pureza hacen de este Cristo una imagen peculiar.
De las extremidades inferiores destaca la dislocación de la pierna izquierda, con la pantorrilla de perfil, mientras en la derecha proyecta su rodilla hacia delante. Los tendones del pie y la contracción del empeine traducen la tensión y el peso del cuerpo sobre el clavo.
Este naturalismo expresionista contrasta con las figuras de la Virgen y San Juan. Situada sobre peana integrada, María viste túnica de talle alto, ceñido por cinturón. Se cubre con manto, enmarca el rostro con tocas de viuda; las manos entrelazadas a la altura del pecho con los dedos crispados y la mueca en su boca expresan en buena medida, sentimientos intensos e interrogación.
San Juan apoya la mejilla sobre su mano, exhibiendo el Evangelio como símbolo de su condición de evangelista. Su peinado de casco con rizos reproduce un modelo común de la época, próxima al siglo XIV, y su semblante expresa ensimismamiento y concentración.
A los costados de ambas imágenes, el manto genera en su caída una serie de rítmicos pliegues concéntricos escalonados en cascada.
En la misma iglesia, en una capilla abierta a lado izquierdo, existe otro retablo, manierista de finales del XVI o principios del XVII, que también guarda relación con el de Cangas. La variante la producen las columnas entorchadas terciadas en las que las estrías helicoidales siguen distinto sentido en el tercio inferior que en los dos superiores. Recoge un buen repertorio de santos relacionados con las nuevas devociones barrocas impuestas hasta en rincones muy apartados: Santiago, San Bartolomé, San Juan Bautista, un obispo y San Antonio de Papua, rematados por el Calvario del ático y el Dios Padre del frontón.

Jarceley, Cangas del Narcea, Calvario, iglesia
Retablo de la capilla izquierda. Foto de 1999
Jarceley, Cangas del Narcea, Calvario, iglesia
Calvario del ático del retablo de la capilla izquierda. Foto de 1999

En la capilla de la derecha de esta misma iglesia de Jarceley, se encuentra el retablo que forma parte del interesante repertorio de retablos atribuidos al taller de Pedro Sánchez de Agrela. Como se puede observar en el concejo de Cangas, la extensión de su obra es rastreable en muchos ejemplos que hoy se conservan en la comarca y hubiera habido muchos más si no se diera en los siglos barrocos un cambio tan rápido del gusto, que hizo considerar austeros y antiguas estas obras manieristas hechas con anterioridad (final del siglo XVI y principios del XVII). Con toda seguridad que muchos de los retablos salidos de su taller o de sus directos seguidores se cambiarían siguiendo las modas marcadas por las efusiones barrocas de Corias.

Jarceley, Cangas del Narcea, Calvario, iglesia
Retablo de la capilla derecha. Foto de 1999

El retablo se organiza a base de cuerpo único con tres hornacinas y ático en el que se aloja el Calvario de madera dorada y policromada; el marco en el que aparece colocado está formado por columnas, una a cada lado. Bajo este marco, en el centro, aparece la cruz y a ambos lados las figuras de la Virgen y San Juan. La cabeza de Cristo está inclinada hacia la derecha y sostiene la corona de espinas que la ciñe. Su cuerpo es delgado y alargado lo que confiere más patetismo a la figura. El paño de pureza, muy reducido, presenta un plegado dotado de cierto virtuosismo, con un pliegue central que lo sujeta. En el remate de la cruz, está colocada la cartela con el INRI.

Jarceley, Cangas del Narcea, Calvario, iglesia
Calvario del ático del retablo de la capilla derecha. Foto de 1999

La Virgen se cubre con un gran manto de pliegues profundos y su rostro, con los ojos elevados hacia la cruz, resulta muy ingenuo y delicioso.
La figura de San Juan, con el rostro de perfil, es la menos conseguida del grupo. Viste túnica larga cuyos pliegues se adhieren al cuerpo y le cubre hasta los pies; tiene una pierna adelantada; su cabeza está inclinada hacia arriba mirando a la cruz. Los cabellos ondulados le caen a ambos lados del rostro marcando el cuello. Con una de sus manos sujeta un libro, y la otra la apoya sobre el pecho.
Al fondo de las figuras se configura un paisaje azul formado por edificios religiosos y sobre ellos, nubes en el mismo tono.

Aller, Moreda

La iglesia parroquial de tres naves, bajo la advocación de San Martín de Tours, se inauguraba en 1946 con dos torres y un pórtico central que también abarca parte de las fachadas laterales. Las torres alojan el campanario y el reloj.

Aller, Moreda, iglesia, San Martín
Aller. Moreda. Iglesia de San Martín. Marzo de 2004

La antigua iglesia fue demolida en 1918-19 y en su solar se edificó otro templo financiado por el marqués de Casa Quijano, gerente de la Sociedad Hullera Española. Fue inaugurada el 11 de noviembre de 1923 (día de san Martín) y destruida, en parte, en 1936.
Tanto los retablos como las imágenes son del siglo XX. Encontramos en esta iglesia dos representaciones del Crucificado.

Aller, Moreda, Cristo, iglesia, San Martín
Aller. Moreda. Iglesia de San Martín. Octubre de 1999
Aller, Moreda, Cristo, iglesia, San Martín
Aller. Moreda. Iglesia de San Martín. Octubre de 1999

Entre las imágenes perdidas, destrozadas o quemadas durante la Guerra Civil, están muchas del concejo de Aller que fueron sustituidas por las que actualmente se contemplan, entre ellas, las de esta parroquia de Moreda.
En 1905, nació en Moreda la sociedad “Los Humanitarios” para hacer valer el derecho de los ganaderos alleranos de llevar el ganado a pacer a los montes colindantes entre los concejos de Aller y Lena, según un convenio que, a desde finales del siglo XIX, tenían pactado ambos concejos y que Lena pretendía dejar sin efecto. En 1914 ganan el pleito y se constituye como entidad de carácter benéfico, socorriendo necesidades de las poblaciones de Moreda y Caborana.

Oyanco

Capilla de San José Obrero construida en 1958 por la Sociedad Industrial Asturiana en el lugar de Oyanco a escasos 2 km. de Moreda

Aller. Parroquia de Moreda. Capilla de San José de Oyanco. Foto octubre de 2004

Aller. Parroquia de Moreda. Capilla de San José de Oyanco. Foto octubre de 2004

Santo Tomás

Capilla de Santo Tomás en el lugar del mismo nombre de la parroquia de Moreda, de la que dista unos 3 km., a 500 metros de altitud.

Aller. Parroquia de Moreda. Capilla de Santo Tomás o Santa Rita. Foto mayo de 2000
Aller. Parroquia de Moreda. Capilla de Santo Tomás o Santa Rita. Foto mayo de 2000

Tineo, Naraval

Iglesia construida en los siglos XIV y XV, de dos naves y dos ábsides cuadrados, precedidos de pórtico y terminados en sacristía. Ahora las naves están cubiertas con techo plano, pero los presbiterios conservan sus cañones apuntados.

Tineo. Naraval. Iglesia de San Salvador. Foto de 1990
Iglesia de San Salvador. Foto de 1990

Podría hablarse del siglo XIV como origen (Germán Ramallo: La zona suroccidental asturiana).
El actual edificio de San Salvador fue dotado de torre campanario hacia 1950 por el párroco Jesús Fernández Jardón.
Algunos de los pueblos de esta parroquia son brañas, sede habitual de vaqueiros.
En la nave derecha, que hace de mayor, un retablo de la primera mitad del siglo XVII, de buena factura, estructurado con cuerpo único de tres hornacinas y ático. La imaginería es contemporánea, incluido el Cristo del ático.

tineonaraval2
Retablo de la Virgen del Carmen. Foto de 1996

En la nave izquierda, retablo de tradición del taller de Corias fechable en el primer cuarto del siglo XVIII, con una Virgen del Carmen de buena calidad que conserva la policromía original.

tineonaravalretcarmen3
Retablo de la Virgen del Carmen. Foto de 1996

La imagen del Crucificado que ocupa el ático es anterior a la fecha de ejecución de este retablo. Cristo, después de predicar el amor y de enaltecer a los humildes, murió por todos los hombres, no distinguió de razas ni de castas, pero, a pesar de esto, algún sacerdote tenía sancionados a los vaqueiros de alzada. De un modo visible estaba acotado el lugar de los brañeros con una viga tendida a través del suelo. En esta parroquia ocurría que si traspasaba la señal que servía de valla, les cortaban la ropa con navajas o tijeras. Los vaqueiros no podían subir a la tribuna ni acercarse al presbiterio, ni llevar en las procesiones cruz, pendón o estandarte. Esta división se extendía más allá de la muerte, pues el cadáver era conducido al cementerio en parihuelas o en miserables andas y en el cementerio después de las sepulturas de 1ª, 2ª y 3ª clase (ésta última para pobres de solemnidad), seguían las de los vaqueiros apartadas de todas, para que se aumentara la soledad en su pobre tumba.

Ibias, Taladrid

Taladrid fue coto señorial hasta que en 1827 se integró en el concejo de Ibias. El lugar de Taladrid se localiza en la sierra de Pandelo sobre la margen izquierda del río Ibias.

Ibias, iglesia parroquial de San Pedro de Taladrid. Foto de mayo  de 1999
Ibias, iglesia parroquial de San Pedro de Taladrid. Foto de mayo de 1999

En la clave del arco de la iglesia de San Pedro se conserva una inscripción recordando el año 1737 como el de su construcción, siendo párroco don Juan Antonio Albarez de Ron, abogado de la Real Cancillería de Valladolid. El templo tiene una sola nave; presbiterio en forma de torre flanqueada por la sacristía y una capilla; fachada rematada por espadaña y pórtico a los pies y en uno de sus laterales.
En el interior resalta la decoración de la techumbre del presbiterio con artesonado de madera decorado con motivos estrellados y el retablo mayor del tercer cuarto del siglo XVIII de transición barroco-rococó. En la nave, dos retablos del siglo XVIII, uno con imágenes del siglo XVI (Ángel de la Guarda, San Roque y San Antonio). El resto de la imaginería pertenece a la misma época que los retablos. El Crucificado barroco que encontramos en esta iglesia está muy deteriorado, le faltan los brazos y presenta un estado lamentable.

Ibias, iglesia parroquial de San Pedro de Taladrid. Foto de mayo  de 1999
Ibias, iglesia parroquial de San Pedro de Taladrid. Foto de mayo de 1999

Mantiene los ojos abiertos, el pelo se desliza hasta más abajo de los hombros y deja al descubierto la oreja derecha. El paño de pureza está abultadamente anudado con una lazada con un cabo suelto. Es una pena que el paso del tiempo, la humedad y la carcoma produzcan ese triste y penoso efecto en esta imagen.

Valdés, Luarca

La primitiva construcción de la iglesia de Santa Eulalia de Luarca fue donada por Fruela II en el año 912 a la iglesia de Oviedo. Se destruyó para construir el templo actual, que fue totalmente reconstruido en el año 1879.

Valdés, Luarca, Iglesia, Santa Eulalia, Asturias
Iglesia de Santa Eulalia de Luarca. Foto de 1989

Es de planta rectangular con pórtico a los pies y cabecera plana. Al interior tiene tres naves cubiertas con bóveda de arista. En el crucero, la nave central se cubre con cúpula sobre pechinas y las laterales con bóveda de aristas esquifadas. El ábside se cubre con bóveda de arista.
Al exterior hay trasposición del espacio interno y tiene un pórtico adosado al muro oeste. De su parte central arranca una torre de sección cuadrada que se remata con campanario.
Los retablos que conservan son barrocos de la escuela vallisoletana.

Valdés, Luarca, Iglesia, Santa Eulalia
Retablo mayor de la iglesia de Santa Eulalia de Luarca. Foto de 1994

El retablo mayor se construyó en el momento de la reedificación de la iglesia (entre 1770 y 1780). En él merece especial mención el tabernáculo-expositor y el templete del ático, ambos de estilo rococó, movimiento artístico nacido en Francia bajo el reinado de Luis XV y que se impuso en Europa en el siglo XVIII.
Las imágenes son contemporáneas, de escaso valor, exceptuando la de Santa Eulalia y el Cristo del ático.

Valdés, Luarca, iglesia, Cristo
Cristo del retablo mayor. Foto de 2004

El Cristo tiene la cabeza ladeada hacia el hombro derecho y los ojos cerrados. La corona de espinas sujeta su cabellera que cae por delante sobre ambos hombros. El bigote enlaza con la barba corta y sus brazos apenas se elevan sobre la horizontal. Las manos doblan sus dedos por el dolor que le producen los clavos que los sujetan en la cruz. Las piernas tienen clavados los pies con un solo clavo. El paño de pureza, arrollado al cuerpo, deja a la vista las caderas y va atado con una gran lazada en el lado izquierdo.
La imagen representa a un Cristo muerto, el Cristo que no usó las ventajas de ser Dios y se rebajó hasta ser crucificado entre dos ladrones.
El retablo mayor se pintó y doró en el año 1896 a expensas de la testamentaría de doña Bernarda de Anciola, siendo párroco don Raimundo Camino.
El retablo del Crucificado es de estilo rococó de finales del siglo XVIII.

Valdés, Luarca, Calvario, iglesia, Asturias
Retablo del Crucificado. Foto de 1994

Sobre su imagen en medallón sostenido por dos pequeños ángeles hay una larga inscripción, que no se puede leer por el pequeño tamaño de la letra. El retablo se pintó y decoró siendo también párroco don Raimundo Camino en 1895-1986.
Este retablo alberga un Calvario. La figura del Cristo de mucho mayor tamaño que los Dolientes. Ambos parecen estar realizados en el mismo taller y datan del siglo XX. Tanto María, situada en la hornacina del lado del Evangelio, como San Juan, en el de la Epístola, dirigen su mirada hacia la figura barroca del Crucificado.
Otro retablo de la iglesia de Luarca es el de la Virgen del Carmen.

Valdés, Luarca, retablo, iglesia
Retablo de la Virgen del Carmen. Foto de 1994

Está compuesto por dos cuerpos, el inferior estilo taller de Corias (primer cuarto del siglo XVIII) y el superior añadido de otro retablo posterior procedente del palacio de Ferrera. El Cristo, con la cabeza ligeramente orientada hacia arriba, tiene los ojos abiertos en actitud de implorar al Padre el perdón para sus maltratadores: “Padre, perdónales porque no saben lo que hacen”. El Crucificado presenta delgadez de cuerpo y una anatomía marcada. El paño de pureza con mucho vuelo y dejando ver las caderas, sitúa esta imagen cronológicamente en el siglo XVIII.

Valdés, Luarca, Cristo, iglesia
Cristo del retablo de la Virgen del Carmen. Foto de 2000

El retablo se pintó y decoró en el año 1896 por inscripción popular que abrió el párroco D. Raimundo Camino.
Alberga la iglesia otros dos retablos muy importantes que, aunque no alojan la imagen de Cristo, creo oportuno citar: el de San Antonio de la segunda mitad del siglo XVIII y el de la Virgen del Rosario, que continúa la misma línea del mayor, aunque de factura sea menos delicada.

Crucero de Luarca

Rehecho en 1716 y trasladado en 1960 al puerto. Es la única cruz conservada del calvario custodiado por la Santa Hermandad de la Escuela de Cristo a finales del siglo XVII. Sobre un estilizado fuste que culmina en capitel se dispone una cruz con dos frentes, en los que aparecen esculpidos, en uno, un Cristo Crucificado y, en el otro, la Virgen con el Niño. En una de las caras del zócalo prismático se halla grabado este texto: “Este crucero lo hizo a sus expensas el capitán D. Franco de Omaña y lo reedificó como su heredero D. Melchor Manso el año de 1786”.

Valdés, Luarca, Crucero
Crucero. Foto de 2004

Procesión del Jueves Santo

Es tradición luarquesa que, en la Procesión del Jueves Santo, llamada de Las Cruces, desfilen muchos Cristos, correspondientes cada uno de ellos a una familia de la localidad. Desfilan por riguroso orden de antigüedad, siendo el más antiguo el que lo hace más cerca del Nazareno.
Hay en esta procesión muchos momentos de gran emoción. El primero se produce cuando el Nazareno traspasa el lugar de la iglesia y es recibido con los acordes de la Marcha Real. Tres horas dura la procesión que va desde la iglesia parroquial hasta la capilla de la Atalaya.
Los Cristos suelen ser llevados por miembros de la propia familia, en sentido inverso a la marcha con el fin de que vayan mirando hacia el Nazareno. Poco antes de comenzar la procesión, el hermano mayor de la Real Cofradía del Buen Jesús Nazareno va dando el orden en el que deben desfilar las cruces, comenzando por la más reciente hasta llegar al mas antiguo, la de la casa de la Sierra.
La imagen del Nazareno es transportada a hombros por 16 hombres y muchos luarqueses se disputan ese honor.

procesión, Jueves Santo, Cruces, Cristo, Luarca
Procesión del Jueves Santo. Foto de 1995

procesión, Luarca, Jueves Santo, Cristo
Procesión del Jueves Santo. Foto de 1995

procesión, Luarca, Jueves Santo
Procesión del Jueves Santo. Foto de 1995

Procesión, Luarca, Jueves Santo, Cristo
Cristo de la Procesión del Jueves Santo, Las Cruces. Foto de 13 de abril de 1995

procesión, Luarca, Jueves Santo, Cristo
Cristo de la Procesión del Jueves Santo, Las Cruces. Foto de 13 de abril de 1995

Procesión, Luarca, Jueves Santo, Cristo
Cristo de la Procesión del Jueves Santo, Las Cruces. Foto de 13 de abril de 1995

procesión, Luarca, Jueves Santo, Cristo
Cristo de la Procesión del Jueves Santo, Las Cruces. Foto de 13 de abril de 1995

Jueves Santo, procesión, Luarca, Cristo
Cristo de la Procesión del Jueves Santo, Las Cruces. Foto de 13 de abril de 1995

procesión, Luarca, Jueves Santo, Cristo
Cristo de la Procesión del Jueves Santo, Las Cruces. Foto de 13 de abril de 1995

procesión, Luarca, Jueves Santo, Cristo
Cristo de la Procesión del Jueves Santo, Las Cruces. Foto de 13 de abril de 1995

Procesión, Luarca, Jueves Santo, Cristo
Cristo de la Procesión del Jueves Santo, Las Cruces. Foto de 13 de abril de 1995

Jueves Santo, procesión, Luarca, Cristo
Cristo de la Procesión del Jueves Santo, Las Cruces. Foto de 13 de abril de 1995

procesión, Luarca, Jueves Santo, Nazareno
Nazareno en la Procesión del Jueves Santo, Las Cruces. Foto de 13 de abril de 1995

Valdés, Luarca, capilla, Nazareno, Atalaya, Virgen Blanca, cementerio
Valdés. Luarca. Capilla de la Atalaya y cementerio. Foto Javier Díaz García de 1992

Teverga, Alesga

La iglesia de San Salvador es una construcción típica rural, cuya lápida fundacional, situada delante del altar mayor, es ilegible por estar muy erosionada. La construcción cubre en la nave con cubierta de madera a doble vertiente y con bóveda de cañón en el ábside. A los pies, espadaña de dos huecos semicirculares y puerta central con arco de medio punto.

Teverga, Alesga, iglesia, San Salvador
Iglesia de San Salvador de Alesga. Foto de 1990

El 23 de abril del año 2006, el vicario general Juan Antonio Menéndez visitó el concejo de Teverga para reinaugurar tres iglesias que habían sido restauradas. Una de ellas era San Salvador.
Alberga la iglesia un Crucificado sujeto a la cruz por tres clavos, que parece captado en el preciso momento de su muerte, por lo que los brazos no dan sensación de desplome y el arqueamiento de las piernas está poco marcado. El paño de pureza con pliegues envolventes y profundos cubre su desnudez. La cabeza, con los ojos cerrados, se inclina hacia abajo ladeada a su derecha, presentando un rostro sereno que inspira fervor a quien lo contempla.

Teverga, Alesga, Cristo, iglesia, San Salvador
Cristo de la iglesia de San Salvador de Alesga. Foto de 1993

Cangas del Narcea, Genestoso

El templo de San Pedro de Genestoso es de nave única cubierta por madera y presbiterio cubierto por arista, sacristía y pórtico semiabierto colocado a los pies. Es una construcción del siglo XVII o XVIII.

Cangas del Narcea, Genestoso, iglesia, San Pedro
Cangas del Narcea. San Pedro de Genestoso. Foto de 1998

Contiene la iglesia un retablo mayor del taller de Corias, fechable a principios del siglo XVIII; dos óleos (Éxtasis de San Francisco y Abrazo de San Joaquín y Santa Ana); y un Crucificado gótico (s. XIV-XV): corona de espinas, leve inclinación de la cabeza, disposición de los pies clavados en un solo clavo y rostro impasible con la boca y los ojos cerrados.

Cangas del Narcea, Genestoso, retablo, Corias, iglesia
Retablo mayor del taller de Corias. Foto de 1998

Su ejecución no es comparable a la de otros Cristos góticos que admiramos en este concejo, pero tiene el mérito de haberse conservado hasta nuestros días gracias a la veneración a sus imágenes que han tenido los habitantes de esta aldea (y de otras aldeas de esta zona suroccidental de Asturias).

Cangas del Narcea, Genestoso, Cristo, gótico
Cristo gótico. Foto de 1998

Aller, Llamas

La iglesia parroquial de San Juan el Real fue declarada Monumento Provincial de Interés Histórico Artístico por orden ministerial del XII Marzo MCMLXVIII, según consta en una placa en su fachada.
Las tierras de Llamas aparecen ya citadas en el testamento de Ordoño I, año 857. Más tarde, en el siglo X se menciona junto con las de San Vicente de Serrapio.

Aller, Llamas, iglesia, San Juan
Llamas. Foto de 1992

El templo responde a las características de la tipología rural: mantenimiento de nave única y ábside cuadrado abovedado en cañón. Se conservan unas impostas en el arco de triunfo, con piñas y hojas que salen de una gran boca a la izquierda, mientras que, a la derecha, los temas son vegetales y figuras humanas.

Aller, Llamas, iglesia, San Juan
Iglesia de San Juan el Real de Llamas. Foto de 1992

Fue construida en el año 978, pues así parece confirmarlo una inscripción empotrada en el muro oeste, a la derecha de la puerta principal. Se trata de una piedra triangular procedente de la construcción primitiva en la que se lee: Fecit Joannes Pre. Brasélica in era DCCCCLXXVIII (Hizo la iglesia el presbítero Juan en la era de 978) (Corresponde al año 940. La Era Hispánica comienza 38 años antes de Cristo).
Contiene un retablo mayor del tercer cuarto del siglo XVIII con buen diseño, pero, según el profesor Ramallo, mala realización.
En la imagen barroca de esta iglesia, Cristo está representado con sus pies atravesados por un clavo y el paño de pureza atado con un nudo en su cadera derecha.

Aller, Llamas, iglesia, San Juan, Cristo
Cristo barroco de la iglesia de San Juan. Foto de 2000

El mayor interés de esta iglesia se centra en un calvario de tradición románica y carácter muy popular. Las figuras son de diferentes tamaños; el Cristo de mucha mayor proporción que las de San Juan y la Virgen. La talla es muy sumaria, apenas se indican los caracteres anatómicos. Se ve animada por policromía.

Aller, Llamas, calvario, iglesia, Cristo
Calvario con Dolorosa a la izquierda en la iglesia de San Juan de Llamas. Foto de 2000

Acompañando a Cristo se hace frecuente la representación de la Virgen y San Juan formando el conjunto denominado Calvario. La Virgen, que debería de estar a la derecha de la Cruz (no a la izquierda), junta las manos, mientras San Juan se lleva una mano al rostro en gesto de aflicción, sujetando con la otra su atributo, un libro, que representa al Evangelio de Juan que comienza mostrando el testimonio del Bautista sobre Jesús, y refiere a continuación un cierto número de episodios relativos a la vida de Cristo y termina con los relatos de la pasión y la resurrección. Se distingue de otros evangelios por numerosos rasgos: milagro de Caná (convierte el agua en vino) o el de la resurrección de Lázaro. Cristología mucho más desarrollada insistiendo especialmente en la divinidad de Jesucristo.

Llamas, Aller, iglesia, Cristo, calvario
Detalle del Cristo del Calvario. Foto de 2000

Tineo, Muñalén

El templo parroquial de Santa María de Muñalén es del siglo XVI, pero aparece ya citado en una donación de Fruela II.

Tineo, Muñalén, iglesia, Santa María
Iglesia de Santa María de Muñalén. Foto de 1990

Presenta nave única que desemboca en un amplio presbiterio. A la izquierda se abre una capilla de bella factura, aunque de pequeñas dimensiones según parece, edificada en el siglo XVII. Posee un retablo (del taller de Palomino) fabricado a la medida del espacio disponible que contiene la imagen de Nuestra Señora del Rosario, tallada, pero vestida.
El retablo mayor de finales del siglo XVII, con carácter popular y una talla de la Asunción, reproduce el modelo de Antonio Borja.

Tineo, Muñalén, iglesia, Santa María
Retablo de la iglesia de Santa María. Foto de 2005

Coetáneo del retablo es el Crucificado que ocupa el ático decorado con suaves pinturas murales en tonos azulados. Las figuras de San Juan y la Virgen parecen compartir una eterna meditación a ambos lados del Crucificado. Las tres tallas necesitan una buena restauración.

Tineo, Muñalén, iglesia, Santa María, Cristo
Cristo del ático del retablo de la iglesia de Santa María. Foto de 2005

 

Folgueras

Capilla de San Lorenzo

Tineo, Muñalén, Folgueras, capilla, San Lorenzo
Capilla de San Lorenzo en Folgueras. Foto de 1990

Tineo, Muñalén, San Lorenzo, Folgueras, capilla, Cristo
Retablo con Cristo en el ático de la capilla de San Lorenzo en Folgueras. Foto de 1990

Vega

Capilla de la Virgen del Carmen

Tineo, Muñalén, Vega, capilla, Virgen del Carmen
Capilla de la Virgen del Carmen en Vega. Foto de 1996

Tineo. Muñalén. Capilla de la Virgen del Carmen en Vega. 2005
Interior de la capilla de la Virgen del Carmen en Vega. Foto de 2005

Ibias, Sistierna

La antigua capilla de San Bartolomé, del año 1635, convertida en parroquial en 1892 y ahora de Santa María fue reformada en el siglo XX. Según el profesor Ramallo Asensio, tiene una planta muy especial, ovalada, que hace recordar las plantas de las casas de vivienda cubiertas con techo de paja, como si hubiera servido una de ellas para hacer la iglesia. Su fachada y espadaña se adecúan al estilo de tradición clasista del siglo XIX. En la clave del arco de la puerta principal figura una inscripción: “ESTA OBRA DE SAN BARTOLOMÉ DE LA SISTIERNA, TERMINOSE DE HACER EL AÑO…

Ibias, Sistierna, iglesia, Santa María
Iglesia de Santa María de Sistierna. Foto de 1999

La forma es irregular, de media pera, para aprovechar el espacio entre caminos. En los años 50 del pasado siglo se elevaron los muros y se modificó su estructura para sustituir la madera por hierro y cemento. En septiembre de 1997, la iglesia sufrió graves daños como consecuencia de un terremoto. Hubo que hacer arreglos en el presbiterio, renovar el techo y el coro con un presupuesto global de 2,8 millones de pesetas que fueron sufragados por el Gobierno del Principado, los feligreses y el arzobispado. Al acto de inauguración asistieron el obispo auxiliar Atilano Rodríguez, el alcalde de Ibias, el vicario de occidente y los párrocos de Degaña, Cerredo y Villablino.
El retablo del siglo XVIII contiene la imagen de vestir de Santa María, titular de la parroquia, acompañada por un San Antonio actual y un San Bartolomé de fines del siglo XIX o primeros del XX.

Ibias, Sistierna, Santa María, iglesia, retablo
Retablo de la iglesia parroquial de Santa María de Sistierna. Foto de 1999

El ático está ocupado por una imagen del Crucificado fechable en el siglo XIX. El desafortunado método utilizado para desamortizar los bienes de la iglesia (1836-1855) fue un duro golpe para el rico acervo cultural creado en los siglos XVI y XVII. Muchas imágenes quedaron a la intemperie del abandono, el pillaje y la ignorancia. Hay una significativa ausencia de Crucificado, cuyas causas son tanto económicas como religiosas. En estos años no soplaban vientos favorables para patrocinios religiosos, proliferando en los siglos XIX y XX una imaginería de dudoso gusto para fieles más piadosos que cultos.

Ibias, Sistierna, iglesia, Cristo
Cristo del ático del retablo. Foto de 1999